Páginas vistas en total

jueves, 2 de noviembre de 2017

MARÍA MORALES

En 1982, trabajando en la emisora Radio Popular de Las Palmas (COPE), realizaba unos breves comentarios para el popular magazín mañanero "Cantamañanas". Me he reencontrado con algunos de ellos. Le dediqué uno a hablar de María Morales Topham (1896-1975) que había publicado diez años antes un libro de poemas con el título de "Blanca sencillez". 
Dicho así, el asunto quizá no parecía en aquel momento extraordinario, pero había una serie de circunstancias que lo hacían histórico. En primer lugar porque esta mujer, profesora de idiomas del Instituto de Enseñanza Media de Arrecife Blas Cabrera Felipe, fuera, pues, natural de la isla conejera. Según recordó en algún momento el periodista Guillermo Topham, María Morales, además de pintora y articulista, fue la primera mujer de Lanzarote que haya publicado una obra literaria. Por lo menos no se recordaba ningún precedente. El libro llegó incluso a manos de José María Pemán quien llegó a escribir de los versos de María Morales que estaban llenos de fervorosa inspiración, armoniosos y nítidos de forma. 
Terminaba diciendo en el susodicho comentario que el libro fue editado por la tipografía Lezcano y
que, como la mayoría de las pequeñas y particulares ediciones que se han hecho en las islas, era más que probable que no se encontrase ni en las bibliotecas públicas. Habrá que indagarlo.

lunes, 20 de julio de 2015

MEMORIA DE LOS SENTIDOS


José Orive

No existe una definición precisa y consensuada de Cultura. Kroeber y Kluckholm compilaron una lista de hasta 164 de ellas en su trabajo "Cultura: Una reseña crítica de conceptos y definiciones. Originalmente viene del vocablo latino "cultus" con significado de cultivo y fue variando ideológicamente hasta el siglo XX convertido ya en concepto central de la antropología, sobre todo después de que el etnólogo Edward Tylor acuñara en 1871 cultura como "toda aquella totalidad compleja que incluye conocimientos, creencias, arte, moral, derecho, costumbres y todas las demás capacidades y hábitos que el hombre adquiere como miembro de la sociedad". Es decir, prácticamente todo.
En ese sentido, por ejemplo, la memoria de los aromas guarda una relación directa en la mente del ser humano respecto al entorno cultural que construye, conserva y también transforma. Elementos gráficos como el olor a tierra mojada, a café recién hecho, pan caliente, a tinta impresa, o cualquier perfume, etc., transportan a través del recuerdo a contextos individuales pero también colectivos ubicados en un tiempo y espacio determinado. Sirve como punto comparativo a contextos determinados que por su impresión son guardados con nostalgia. Lo mismo ocurre con los sabores, fundamental a la hora de encararse con la cultura gastronómica. El sentido del oído marca igualmente cambios de mentalidad o gustos, especialmente de cara a la música, ámbito en el que la amplificación no sólo ha influido en la escucha sino también en la aparición de diferentes nuevos instrumentos. La mirada también se ha hecho importante otorgándole a la cultura mucho de espectáculo, a veces, mucho más de esto último que de fenómeno cultural.

En ese mismo sentido, los viejos hábitos en la creación cultural y su percepción también retornan a la memoria como flujo de comparación. Los avances tecnológicos, los cambios horarios impuestos por las nuevas concepciones en el trabajo y el ocio -tandem indiscutible-, los nuevos formatos creativos y de difusión, la propia capacidad de aceptación o rechazo, incluso la evolución del propio concepto de cultura en la época actual, no han logrado enterrar ese background que condiciona al consumidor de cultura. Desde ese punto, afortunadamente la cultura es diferente para cada uno y por eso se engrandece y enriquece.

viernes, 22 de mayo de 2015

LA ACULTURA DEL PP. PARA REFLEXIONAR ANTES DEL 24-M

A pocas horas de la jornada de reflexión electoral del próximo domingo, hago mi reflexión sobre la acultura del PP en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Su alcalde, Juan José Cardona, nos atormenta presentándose a la reelección, afortunadamente esta vez, según las encuestas, sin posibilidad de obtener mayoría y mangonear la ciudad a su gusto.
Pasará a la historia como el alcalde de los carriles bici surrealistas y peligrosos, y el alcalde de las terrazas, de incitación a una nueva forma de botellón, que nos deja una ciudad.fragmentada, insolidaria y sucia, con mucha opacidad en su gestión y unas dosis de acultura tremendas.
Mi reflexión es básicamente en lo que en la cultura le toca responsabilidad. Lo suyo, si podemos llamarlo de alguna manera, sería gestión de la acultura más que otra cosa.
Empezó cargándose un evento importante como el Womad sin ninguna valoración ni alternativa, sólo por creerse virrey de su señor Soria más que alcalde de todos los ciudadanos. En estos cuatro años, con apoyo de una concejala de tan nefasta gestión -cuando lo tenía todo a mano para hacer maravillas- Isabel García Bolta, hemos visto, no sólo desaparecer este evento, sino como el propio Teatro Pérez Galdós, otrora orgullo de la ciudad, se ha convertido en un ghetto prohibido a los ciudadanos, un lujoso almacén sin programación a pesar de su coste (y lo que costó rehabilitarlo ¿tantos millones para qué?) en manos de un gerente que poco a poco ha ido acumulando poder a cambio de nada. La opacidad es extrema. Preelectoralmente se abren museos sin determinar contenidos o sin que sepamos, caso del Castillo de la Luz, en cuánto ha hipotecado a la ciudad por la forma en que se ha acogido a la fundación Martín Chirino, antes de que lo desalojen del poder. Todavía no sabemos a santo de qué una empresa privada da (desde la época de Soria alcalde) clases de danza en unas instalaciones municipales (Miller) mientras otros creadores pagan sus alquileres o ven negado su acceso al uso de las mismas. Opacidad en el funcionamiento del Temudas festival (qué bien le viene el nombre), que por no saber no se sabe quien es su responsable que ha sabido muy bien nadar y guardar la ropa. O de asesores de última hora que meten la nariz por encima de la propia concejala. ¿Dónde está lo que se llama guía de buenas prácticas en la gestión cultural? Claro, si no ha habido cultura, sino acultura, a qué buenas prácticas, ya que mejor yo me lo guiso y yo me lo como. El Festival de Cine es otro caso que deja mucho que desear, y cómo se ha perdido la oportunidad de hacer un concurso público para elegir al nuevo director, siguiendo con la gestión digital (nombramientos a dedo). Y del Tenorio que decir, proyecto que en su día la concejala vendió como gran evento para la ciudad y que se ha ido diluyendo con alternativas mediocres hasta dejarlo en parodia.
Es decir, que lo poco que han hecho, lo han hecho mal en todos los sentidos. ¿Y el Carnaval? Qué patetismo la gestión de la problemática con los vecinos que protestaban por los mogollones!
El candidato a la alcaldía por el PP no merece que se soporte su nefasta política otros cuatro años más. Y no olvidemos su corresponsabilidad junto a su señor Soria en que el Supremo ordenara el derribo de la biblioteca pública, ya que como concejal de urbanismo en su momento tuvo mucho que ver en la ilegalidad de su construcción. ¿Pagará de su bolsillo las consecuencias de su mala gestión? ¿o la pagaremos entre todos como uso y costumbre? Basta ya de creernos tontos. Reflexionemos y actuemos con nuestro voto para evitar el oprobio que significa que esta ciudad vuelva  a tener un máximo representante de esta catadura.

jueves, 21 de mayo de 2015

UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Queda muy poco para poder ejercer el derecho a decidir que tenemos constitucionalmente. Tiempo de elegir a quienes van a tomar decisiones políticas los próximos cuatro años. Por eso es imprescindible acudir en masa a los colegios electorales y depositar en las urnas nuestro veredicto. Esta vez tiene que ser la antesala de un nuevo tiempo que deberá culminar en la próxima consulta del otoño  a nivel nacional. Ahora nos toca los ayuntamientos, cabildos y parlamento regional.
Es cierto que la ley electoral no levanta entusiasmos al primar los bipartidismos, y en Canarias, que el voto de algunas islas valgan muchísimo más que el de los habitantes de otras, fomentando que formaciones insularistas pueden imponerse a otras más representativas de la mayoría. Es cierto también, que la conducta de la gran mayoría de los partidos presentes en las instituciones, y sobre todo, la de un buen puñado de sus miembros no ha sido nada ejemplar, incluso, volviéndose a presentar estado bajo imputación. Es cierto que  los políticos se han distanciado en sus trincheras políticas de la ciudadanía que los ha elegido, convertidos en una casta corporativa, y trapicheado, según su conveniencia, con el voto popular. Es cierto, en definitiva, que poco anima a seguir confiando en un sistema, que en sí no es malo, pero que ha sido pervertido y vaciado de contenido en muchos aspectos, y no sólo -reconozcámoslo- debido a la actitud de los políticos sino también a la omisión o dejación de la ciudadanía instalada en su zona de confort asida únicamente al derecho a pataleo. Sin embargo, también es muy cierto, que esta cita electoral se presenta sugerente y con posibilidades de que muchas cosas puedan a cambiar a mejor.
Hay que pasar a la acción, a la militancia democrática, a exigir que quienes votemos cumplan sus promesas, que no pasen cuatro años para que desciendan a pie de calle colgados de las farolas con sus falsas sonrisas prometiendo el oro y el moro, escupiéndonos a la cara lo buenos que han sido. Hay que votar, pero informados lo suficiente como para saber que programa o a qué candidato votar, informarse de todas las opciones posibles por encima de las manipulaciones mediáticas. Votar en consecuencia para exigir consecuentemente. Y no esperar cuatro años para volver a utilizar esta arma tan valiosa que los políticos tanto temen. Estar vigilantes, ser participativos como sociedad civil, no dejándoles libres el terreno para que hagan y deshagan a su antojo.
Hay que ir a votar en conciencia para erradicar la corrupción de las instituciones, a echar a los mentirosos, a los vendidos, a los incapaces, a los soberbios, en definitiva, a quienes mercadean con nuestro voto para vegetar en las instituciones.
Estas elecciones tienen el aliciente de acabar con el bipartidismo, o el oligopolio político. Deben acabar también con la impunidad de la que han hecho gala algunos usufructuando la voluntad popular, trastocando la mayoría democrática en dictadura. A estos hay que negarles el pan y la sal, mandarles a los bancos de la oposición un tiempo para que se curen en salud y puedan sufrir el rigor de la justicia quienes tengan con ella cuentas pendientes.
Hay que limpiar la casa democrática de toda esta basura antes de que el cáncer de la corrupción se extienda más y sea imposible extirparlo. Hay que demostrarles que el poder no es de ellos, sino del pueblo que los vota y a él se debe. Que en todo caso son empleados nuestros que de nuestro dinero viven y somos nosotros quienes los elegimos. Que son servidores de la ciudadanía y como tales tienen que comportarse.
Estemos vigilantes, seamos participativos. Podemos cambiar las cosas, podemos llegar a ser lo queremos, a tener la ciudad, la isla o el país que queremos. Podemos conseguir ser libres. Podemos, debemos y tenemos que lograrlo, con respeto con quienes cumplen y son éticos, pero implacables con aquellos que no. Podemos así darle utilidad a nuestro voto para que sea un arma de cargada de futuro, como dijo el poeta de la poesía.

viernes, 28 de noviembre de 2014

UN EQUIPO DE PRIMERA

El pasado viernes, cuando saltó la noticia del desahucio de Carmen Martínez, de 85 años, en Vallecas, el periodista Fernando Sebastián comentó el hecho a Paco Jémez, entrenador del popular equipo de fútbol Rayo Vallecano, y su capitán, Roberto Trashorras. Sin  vacilación, acordaron con el conjunto de la plantilla pagarle el alquiler de una vivienda digna a Carmen, para que no se quedara en la calle. Sin embargo, la alcaldesa del ayuntamiento de Madrid Ana Botella tardó 3 días en reaccionar ante lamentable suceso. Peor lo de Luis del Guindo, ministro de Economía que tardó 2 más para balbucear que el año próximo se tomarán medidas por el gobierno para evitar sucesos como estos, repitiendo cínicamente la misma letanía de hace meses y que desde entonces no han hecho absolutamente nada a pesar de las continuas promesas. Una vez más, brindis oficial al sol.
El gesto de los jugadores y entrenador del equipo del popular barrio madrileño fue acogido con gran satisfacción por su afición con aplausos y pancartas en el partido de la última jornada que además ganaron al Celta y les mantiene en la mitad tranquila de la tabla de la liga de las estrellas.
Ha tenido que ser un equipo de fútbol, y además el del segundo presupuesto más bajo de primera división el que haya realizado este gesto solidario. Es sabido que el fútbol  mueve en España 14 millones de espectadores cada temporada y aporta 10.000 millones de euros lo que supone el 2% del PIB. También que jugadores como Cristiano Ronaldo se embolsa anualmente 41 millones de euros y Leo Messi, unos 30. Algunos como éste último, se permite hasta defraudar a Hacienda, además de estarse beneficiando de la ley del PSOE -conocida como ley Beckam- que permite que estrellas del fútbol que jueguen en España, en vez de pagar a hacienda un 43 o 45 %, sólo tributen un 24. Esta kafkiana situación provocó durante años que jugadores de cachet nacionales como Raúl, pagaran a hacienda el doble. También es notorio el chalaneo de los altos responsables de los equipos, algunos en prisión como el ex presidente del Barcelona C.F, José Luis Núñez, o vigilados, como el anterior Sandro Rosell por el asunto Neymar. En el caso del R.Madrid, su presidente, Florentino Pérez, a su vez presidente del poderosísima constructora ACS (Actividades de Construcciones y Servicios), se ha visto favorecido por el PP en el Congreso con apoyo de UPYD pagándole una indemnización de mil trescientos cincuenta millones de euros que debía abonar su empresa al cancelarse el peligroso proyecto Castor de fraking. Florentino sigue amasando fortuna (la décima de España según Forbes) sin arriesgar un duro ya que lo que tendría que pagar se lo pagan por decreto todos los españoles durante diez años en la factura energética. Florentino, que empezó a labrar su fortuna en tiempos de la UCD en los que fue concejal del ayuntamiento de Madrid y cofundador del Partido Reformista de Roca (abogado defensor de la infanta en el caso Urdangarin), ha hecho siempre buenos negocios con el ayuntamiento de la capital que hace unos años recalificó los terrenos del Bernabeu, estadio al que no le haría ascos cambiar de nombre si así lo expresa su esponsor IPIC de Abu Dhabi. En terrenos deportivos, Gallardón cuando fue alcalde, aprobó que se ganara metros en zona verde para hacer dos torres en plena Castellana para un hotel y un centro comercial que acabará con la competencia en la zona y que supondrá pingües beneficios a Florentino.
Si siguiéramos hablando del fútbol, necesariamente habría que hablar de los 3.600 millones de euros que deben los 42 equipos de la liga provisional, 4 de ellos (R. Madrid, Barcelona, Osasuna y At. de Bilbao no son sociedades anónimas sino siguen siendo clubs con lo cual se evita publicitar lo que deben). Se calcula no obstante, que 900 de estos millones son sólo del Madrid y el Barcelona. Cualquier otro tipo de empresa en España que debiera tal cantidad e incluso mucho menos sería perseguida y castigada por Hacienda. Pero el fútbol es intocable, salvo para los modestos. El Rayo Vallecano se encuentra en ley concursal y su situación económica heredada de la pésima gestión del empresario iconoclasta Ruiz Mateos le ha impedido jugar en Europa.
El Rayo Vallecano es un equipo fundado en 1924, surgido en un barrio obrero, de gente luchadora, Por eso sabe de solidaridad. Equipo surgido en un barrio que fue municipio independiente hasta que Madrid lo fagocitó por decreto franquista en 1950. Hoy tiene una población de 300 mil habitantes repartidos en dos distritos (Puente y Villa de Vallecas) y un equipo de primera.

.

viernes, 21 de noviembre de 2014

PAULINO MÁS Y MÁS

Una vez frustrada la consulta popular sobre las prospecciones petrolíferas en aguas canarias, Paulino Rivero, autoerigido adalid de una protesta nacida en la calle de colectivos ecologistas y de la propia conciencia ciudadana, ha conseguido la adhesión ayer de 21 artistas e intelectuales a su manifiesto alternativo del 23-N.
Paulino Rivero ha demostrado siempre habilidad política, en esa carrera ascendente -en la que ha pululado prácticamente toda su vida laboral- bebiendo de la larga sopa de letras que ha supuesto la construcción del "naccionalismo" de derechas en Canarias, Su ambición le llevó a descabezar  tiempo ha al núcleo duro de ATI, para acceder a la presidencia y perpetuarse en ella. Ambición a viajar en helicóptero que ha querido perpetuar cuatro años más para intentar cumplir 12 años como mandarín de las islas, si sus antiguos oponentes en esa jaula de grillos que es el "naccionalismo" de derechas, no hubieran emprendido la operación vendetta para descabalgarlo.
No suelo creer en las casualidades. ¿Por qué siendo apeado de la candidatura a la presidencia del próximo gobierno canario, ha seguido Rivero  su campaña populista mediática como si fuera a ser de nuevo el candidato, abanderando incluso una reivindicación popular, enfrentándose al gobierno español e incluso poniendo a su televisión al servicio del empeño? ¿Sabía de la imputación de Fernando Clavijo, el elegido? ¿Piensa convertirse en el Ccid Ccampeador si prospera en su partido la idea de no presentar imputados por el desgaste electoral que supondría?
El giro del naccionalismo insular de derechas, y sobre todo del propio Rivero en el tema del sí o no de las prospecciones, no es casual. Hace una década se mostraban favorables a prospecciones en aguas canarias. Ahora, en periodo prelectoral dicen lo contrario. El problema de Rivero es que se encontró en el camino con otro ambicioso político, José Manuel Soria, aspirante a la silla giratoria hacia Repsol y de esos rencores vienen estos lodos.
Rivero, el convertido, juega a poner su televisión al servicio de una causa justa aunque no crea ella, a fotografiarse con la activista de Greenpeace brutalmente represaliada por la Armada, a convocar 21 intelectuales y artistas aunque no le guste la cultura (nada más ver el tratamiento que da su televisión - que pagamos todos los canarios- a la cultura).Todo, para seguir saliendo en la foto y desviar la atención de los graves problemas de Canarias en sanidad, educación, empleo, etc, y sobre todo de la corrupción que viene afectando de lleno a su partido, y que el escandaloso caso Zerolo, no es una anécdota.
Sorprende, que haya conseguido sólo la firma inicial de 21 intelectuales y artistas canarios cuando es notorio la cantidad de ellos que en Canarias y fuera de ella, se oponen un día sí y otro también a las prospecciones. El aparato político de asesores del que se rodea Rivero con dinero público es tan cretino que ignora la cantidad de artistas e intelectuales de Canarias, muchos de ellos fuera de las islas gracias a la política vergonzante de su partido que ha gobernado ininterrumpidamente con tirios y troyanos durante, casi tres décadas. También podría ser que muchos de estos artistas e intelectuales no hayan cedido a la tentación de dejarse utilizar por las ambiciones de Rivero y no hayan querido mezclarse con "notables" de su partido, lobbys de la cultura o estómagos agradecidos que componen una parte importante de los firmantes al lado de otros, los menos, que han caído en la trampa -probablemente con la mejor de las intenciones- tendida por Rivero.
Paulino y su guardia pretoriana ha tenido la cara dura de involucrar a artistas e intelectuales en sus manejos aprovechándose de una causa justa y noble, cuando en su trayectoria política, lo que ha hecho desde su gobierno es marginarlos.  ¿A que viene ahora, Paulino, que lleva años mareando la perdiz con esa caricatura que no termina de arrancar del "Consejo Canario de Cultura", a contar con quienes nunca ha contado?
Dicen que la declaración está abierta a más adhesiones. No sé si más artistas e intelectuales canarios caerán en la trampa. Los artistas e intelectuales canarios han sabido desde hace mucho tiempo hacer declaraciones contra las injusticias, sin necesidad de salvadores de la patria sin estatura política. Las han hecho por diferentes medios y las seguirán haciendo aun a pesar de los Paulino Rivero y José Manuel Soria de la historia.

viernes, 9 de agosto de 2013

GIBRALTAR

El gobierno PP de Rajoy, acosado informativa, política y judicialmente desde hace unos meses por la corrupción de algunos de sus dirigentes, ha querido desviar la atención creando un ficticio conflicto pactado con el tema de Gibraltar. Cada vez se parecen más en modos y maneras a su padre putativo ideológico, el franquismo, al que nunca, por cierto, han condenado.
Gibraltar siempre fue el tema recurrente del general Franco cuando se le creaba un problema político, respecto a las libertades democráticas en España. Ponía firme al sempiterno ministro de exteriores Castiella que se plantaba en la ONU a reivindicar Gibraltar español contra "la pérfida" Albion. Ahora, el PP recurre a la misma estratagema con la diferencia de que evita ir a la ONU y lo convierte en escaramuza dialéctica con un gobierno también de derechas como el británico de Cameron. Sabe que vender "Gibraltar español" puede tentar la fibra nacionalista. Porque no olvidemos que este partido, el PP, aunque furibundo opositor a cualquier nacionalismo en el Estado español es defensor a ultranza del centralismo y el nacionalismo fundamentalista hispano. Esta nueva bravata protagonizada por el ministro García Margallo no irá a ningún lado, sino a engrosar el hazmerreir internacional de la "marca Esppaña". Ya lo hizo en compañía del ministro de eléctricas Soria cuando la República Argentina nacionalizó el chanchullo de Repsol en aquel país. Llegaron a amenazar con tomar medidas, y al final se tragaron sus propias palabras. Esta es la politica exterior esppañola, ridículo tras ridículo, en vez de ocuparse de lo fundamental. Origen de esta absurda bravata nacionalera, puede estar también en apagar la evidente verdad del trágico accidente de Santiago, donde al margen de la imprudencia o despiste del maquinista, se ha evidenciado la chapuza nacional en materia de seguridad de los trenes españoles, y justo cuando se estaba publicitando la venta del AVE a otros paises. 
Gibraltar, el Peñón, o la Roca es una pequeña porción de tierra estratégica en tierra española perdida por la irresponsabilidad del primer rey borbón en España, Felipe V, que la cedió a perpetuidad a Inglaterra en el tratado de Utrecht con tal de conseguir el trono. Su famoso artículo X dice: "El Rey Católico (Felipe V) por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero deecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno". El peñón había sido conquistado en 1704 por una escuadra anglo-holandesa que inntervino en la guerra de sucesión española en apoyo del otro contendiente al trono, el archiduque de Austria Carlos III. Acabada la guerra en 1713, el rey borbón entregó definitivamente a Inglaterra, Gibraltar, y la también perdida en la guerra por el trono, isla de Menorca, que no sería recuperada (tras un siglo de ocupación por una época inglesa, por otra, francesa) hasta 1802 por el tratado de Amiens.
Un caso paralelo al de Gibraltar, lo constituye las antiguas plazas africanas, hoy ciudades autónomas dentro del Estado español, de Ceuta y Melilla. Ésta última, de unos 12 km cuadrados y 80 mil habitantes (el 40% musulmán) es limitrofe con el Rif marroquí y próxima a Argelia. Bajo otro rey borbón, Carlos III, fue conquistada a los rifeños en 1774, e incorporada a España, siendo desde entonces fuente de conflicto con Marruecos que la ha reivindicado más de una vez. En su entorno, se inició la guerra de África de 1859 tras la ampliación de tierras por parte de España a costa del sultanato de Marruecos. Duró 4 meses y fue orquestada por el gobierno del general liberal O´Donnell para distraer los conflictos de la corte y fomentar el apoyo patriotero a su causa. La cúpula de la iglesia católica alentó en aquella guerra "a no volver sin dejar destruido el Islam, arrasadas las mezquitas y clavada la cruz en todos los Alcázares". Como resultado del acuerdo de Wad-Ras, España se quedó a perpetuidad Ceuta y Melilla, el reconocimiento de su soberania en las islas Chafarinas, y Marruecos condenado a pagar 100 millones de pesetas y la entrega de Sidi-Ifni para instalar en ella una pesquería. Sin embargo, los conflictos se sucedieron en la zona, como la guerra de 1893, llamada Margallo por el general gobernador de Melilla que la lideró (curiosamente sus apellidos García Margallo coinciden con los del actual ministro bravucón de Exteriores) y que murió en ella de manera extraña, según algunos rumores, por un disparo en la cabeza del oficial Miguel Primo de Rivera que sería ascendido a capitán por su destacada participación en la guerra.
Como consecuencia de estos continuados conflictos, y a partir de la conferencia de Algeciras de 1906, España y Francia se repartirán definitivamente en 1912 el reino de Marruecos, dividido en dos como protectorado, hasta su independencia en 1956. En 1920, no obstante, España se vería implicado en más guerras contra los rifeños, pero en esta ocasión, dejando atrás 13 mil muertos en el llamado "desastre de Annual". Para dicha contienda se creó la Legión por Franco y Millán Astray, que cometió grandes desmanes sobre la población civil rifeña entre quienes destacó su lider militar Abd-el-Krim. Un informe de la época evidenció que gran parte del desastre lo ocasionó la ineficacia y corrupción existente en el ejército español, pero no llegaron a ser depuradas responsabilidades militares y políticas, porque el golpe de estado del general Primo de Rivera en 1923 dio carpetazo al asunto.
Volviendo a la actualidad de esta nueva reivindicación de Gibraltar, no sería descartable una nueva reivindicación de Ceuta y Melilla (no hay que olvidar el episodio rocambolesco de la toma del islote de Perejil por soldados marroquiés durante el gobierno Aznar) por parte de Marruecos, a no ser que se haya pactado con el reyezuelo alauita Mohamed VI alguna otra jugosa compensación en la reciente embajada española a Rabat, con el rey Juan Carlos al frente, varios ministros, empresarios y ex-ministros de exteriores. La primera consecuencia y más llamativa de este viaje ha sido el indulto a varios presos españoles entre los que se encontraba el pederasta y al parecer espía en Irak, Daniel Galván, condenado a 30 años en Marruecos
.