Páginas vistas en total

domingo, 30 de septiembre de 2012

OBISPO FACHA Y HOMÓFOBO


En el día internacional por el derecho al aborto libre, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, ha vuelto a la carga contra el aborto, la familia homosexual y la eutanasia durante la I Jornada sobre la familia que ha organizado la Universidad CEU San Pablo (*) . El obispo se dirigió en todo momento a los escasos jóvenes presentes en la conferencia instándoles a "no tolerar desviaciones de la familia natural", culpando a la segunda fase de la revolución sexual, de los males que acechan a la familia – que según él "atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia", y por extensión "la sociedad española y la civilización cristiana". Por segunda revolución sexual se entiende según el Janus Report de 1993, el proceso operado en los años 80 del siglo XX en que comienza la aceptación paulatina y el reconocimiento de comportamientos catalogados como "desviados" desde tiempo inmemorial, como por ejemplo la homosexualidad, que hasta 1973 se encontraba en la lista de enfermedades mentales de la APA (Asociación Psiquiátrica Americana), hecho que parece aun considerar el obispo de Alcalá. La primera revolución sexual tendría lugar en los años 60, también del pasado siglo, con la aparición de fármacos, como la píldora, con la que se abría la posibilidad a poder separar el sexo como goce del exclusivo fin para procrear. La aparición de la clonación, con el nuevo siglo, fase siguiente de la fecundación in vitro, se considera una tercera revolución sexual.
El obispo Reig, ya hizo gala de su talante homófobo utilizando un medio de comunicación público (Televisión Española de la era del PP), durante la homilía del viernes de la última semana santa, hablando de “aquellas personas que, llevadas por tantas ideologías, acaban por no orientar bien las sexualidad humana, piensan ya desde niño que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo, se corrompen y se prostituyen, o van a clubes de hombres”. La Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) respaldó al Obispo de Alcalá de Henares sobre lo que dijo en esa homilía  referente a la homosexualidad. El comunicado firmado por el presidente de la FIAMC, José María Simón Castellví, señalaba que "los médicos católicos no comparten la práctica de la homosexualidad por no estar conforme con la sana antropología ni con la Santa Biblia. La homosexualidad no es pro-natura".Para el obispo, la familia está concebida para procrear, y añade que los partidarios de la revolución sexual han "conquistado el poder en España sentándose en la presidencia del Gobierno" acompañados de "lobbies gays" de gran poder.
Pese a sus numerosas declaraciones públicas atacando a las “personas atraídas por el mismo sexo”, como a él le gusta denominar a los gays y “pretende curar”, el polémico obispo en algún momento “no tuvo inconveniente en interpretar papeles de mujer, llevar vestidos e imitar voces y gestos femeninos”, según ha publicado la revista Interviú. Según la citada revista, Reig Pla se travistió para dar vida a la madre Violaine de “La Anunciación a María de Paul Claudel. Se trata de una obra de teatro que se representó en el Seminario Metropolitano de Valencia en el cual el obispo inició sus estudios religiosos. Ante casi mil espectadores, interpretó a una “aldeana medieval” de forma “muy maternal, se notaba que lo sentía, que lo trabajaba desde dentro, y por eso lo hizo tan bien”, según recuerdan sus excompañeros de seminario para dicha publicación. “Parecía una ‘madonna’ total”, recuerdan otros asistentes a la obra, que además confiesan que tuvo tanto éxito que fue escenificada una segunda vez en una importante iglesia de Valencia. El obispo Reig fue seleccionado entre el resto de seminaristas para interpretar a dicha dama de época por su aspecto físico que recordaba a “una ‘doneta’ (mujercita) rellenita”. “Fueron a maquillar a Reig y vieron que no hacía falta”, añadía su excompañero para Interviú.
El obispo Reig Plá, lo es desde 1996 año en que fue nombrado por el Papa Juan Pablo II obispo de Segorbe-Castellón, y posteriormente, desde 2005, obispo de Cartagena, por el actual Papa Benedicto XVI  que lo ha destinado finalmente a la sede de Alcalá de Henares en 2009. En la Conferencia Episcopal Española preside, desde 1999, la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida y es el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. Además, es miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, encargada de “velar” por la ortodoxia, que preside otro representante del ala dura, el arzobispo de Granada, Javier Martínez.
Sin embargo, el obispo es polémico por otros temas, al margen de su obsesión sexual, de la que antiguos compañeros de seminario dijeron en su momento, que “Reig - personaje gris y solitario- habla más de sexo que de Jesús y más de condones que del extraordinario mandamiento de amor universal de su Maestro”. También defendió en 2010 que la violencia machista se da menos "en el matrimonio cristiano" y vinculó la violencia de género (prefiere llamarla violencia “domestica” como ha hecho en Intereconomía) con la pérdida de la familia tradicional, lo que provocó una airada réplica de la anterior ministra Leire Pajín y las asociaciones de mujeres, entre otros. A su juicio, la violencia “doméstica” se da sobre todo en aquellos procesos de separación y divorcio, en aquellos procesos de litigio, afirmando “que los matrimonios canónicamente constituidos tienen menos casos de violencia domestica que aquellos que son parejas de hecho o personas que viven inestablemente".
En 2009, Reig Pla ofició la misa anual “por los caídos” en Paracuellos del Jarama con la bandera preconstitucional y fascista a su lado, oscilando en el altar, y para satisfacción de destacados miembros de la ultraderecha franquista, como Blas Piñar. El prelado completó su gesto con una homilía que hizo saltar las lágrimas al propio Blas Piñar, nonagenario dirigente de Fuerza Nueva y asiduo asistente al acto. Para Reig Pla, el camposanto de Paracuello es «la catedral de mártires más importante del mundo» y rememoró «los vivas a Cristo Rey» que, según él, dieron las víctimas antes de morir. Blas Piñar, que se fundió en un abrazo con Reig, aseguró -según el diario Levante- que «nunca había oído hablar así a ningún sacerdote, y menos a un obispo, de los mártires del cementerio de Paracuellos».
El obispo de Alcalá de Henares, conocido por sus críticas al anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al que llegó a acusar de crear una sociedad “enferma” autorizó en la web de su diócesis la publicación de una guía en la que da pautas a los homosexuales que quieran “un cambio” y tengan “esperanza” de “transformar sus vidas”, según el documento. Famoso por sus posiciones contra los homosexuales y el preservativo, al que ha fustigado como método de prevención del sida, ha llegado a comparar el profiláctico con un "bozal" por "lo antinatural".
Su trayectoria en la Iglesia tampoco está exenta de polémicas. Dejó su primera diócesis, la de Castellón-Segorbe, en bancarrota, se peleó con los sacerdotes de su demarcación y, ya como obispo de Cartagena, se enfrentó al primer dirigente de la Universidad Católica San Antonio, José Luis Mendoza, lo que provocó que el Vaticano tomara cartas en el asunto y le trasladara a la actual de Alcalá de Henares donde sigue haciendo de las suyas, insistiendo en su idea de lo que necesita España para salir de la crisis. En este sentido, el obispo ha señalado que la solución a los problemas del país no se encuentra ni en los ciudadanos que rodearon el Congreso el 25 de septiembre "ni en los señores que se sientan dentro del Parlamento". "No hay ningún grupo político que sepa lo que España necesita", dice, añadiendo que la única solución que tiene España a su crisis es iniciar una reflexión real sobre la "naturaleza de la persona" que le lleve a una reubicación "del concepto de matrimonio, familia y sociedad". Es más, Reig Pla ha señalado que aquellas personas que sólo se preocupan del bienestar material y que están preocupados por los Presupuestos Generales del Estado están conduciendo a España a la filosofía nihilista que conlleva a la deriva social.
Esta actitud contrasta con las declaraciones poco antes de morir el pasado 28 de agosto, del que fuera  estimado cardenal de Milán, Carlo María Martini, a cuyo sepelio acudieron, dado su reconocimiento, miles de personas y dirigentes de la izquierda italiana. El llamado cardenal del diálogo, “hombre que hablaba al corazón de todos”, dejó como testamento una serie de reflexiones que deberían tenerse en cuenta. Carlo Maria Martini veía a la Iglesia católica cansada, sin vocaciones, atrapada por la burocracia, enganchada al bienestar (“Nuestros rituales y nuestros vestidos son pomposos”) decía, añadiendo que “la Iglesia debe reconocer los errores propios y debe seguir un cambio radical, empezando por el Papa y los obispos: al menos podríamos buscar hombres que sean libres y más cercanos al prójimo. Como lo fueron el obispo Romero y los mártires jesuitas de El Salvador. ¿Dónde están entre nosotros los héroes en los que inspirarnos?”, concluía. Martini reconoció que la Iglesia está anticuada: “En la Europa del bienestar y en América, la Iglesia está cansada”. Y le recetó tres instrumentos para salir del agotamiento. “El primero es la conversión. Debe reconocer los propios errores. Los escándalos de pederastia nos empujan a emprender un camino de conversión. Las preguntas sobre la sexualidad y sobre todos los asuntos que competen al cuerpo son un ejemplo. Debemos preguntarnos si la gente escucha todavía los consejos de la Iglesia en materia sexual. ¿La Iglesia es todavía una autoridad de referencia o solo una caricatura en los medios?”. El segundo y el tercer consejo es recuperar la palabra de Dios y los sacramentos como una ayuda y no como un castigo. 
El cardenal Martini usó su libertad, por ejemplo, para discrepar de la Iglesia y admitir con naturalidad las uniones civiles entre personas del mismo sexo: “Si dos personas gays desean firmar un pacto para dar una cierta estabilidad a su pareja, ¿por qué queremos que no sea así?”. Pero Reig Plá parece no pertenecer a la misma iglesia.

(*)La Universidad CEU San Pablo (CEU-USP) es una universidad que se rige por el ideario de la iglesia católica (con Facultad de Derecho, Ciencias Económicas y Empresariales, Humanidades y Ciencias de la Comunicación, Medicina, Farmacia y Escuela Politécnica Superior) con sede en Madrid y Alcorcón, sufragada con el “impuesto revolucionario” que la iglesia católica obtiene de los contribuyentes españoles. Hasta el año 1993, era un centro docente adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, teniendo a partir de entonces un régimen totalmente privado, al amparo de la Ley 8/1993. Su titular es la Fundación Universitaria San Pablo CEU, a su vez, dependiente de la Asociación Católica de Propagandistas.
Fue inaugurada oficialmente por los Reyes de España el 22 de febrero de 1994.

martes, 25 de septiembre de 2012

LA DEMOCRACIA SECUESTRADA

Se echa de menos aquel tiempo, en que tras la larga noche franquista, parecía sumarse al carro de la democracia una nueva derecha, que por desmarcarse del facismo algunos llamaron, no sé si acertadamente "derecha civilizada". Si la hubo, a tenor de los herederos que mandan hoy en España, debieron ser lobos con piel de cordero que actualmente enseñan sin rubor sus dientes y garras. Tener mayoría absoluta de votos para gobernar y hacerlo absolutamente de forma absolutista, es un ejercicio perverso del poder que resulta, sin ambages, un fascismo encubierto. Porque lo que ha caracterizado, caracteriza, y tememos, que caracterizará al PP que manda en España  estos últimos meses, es el abuso de poder, la impunidad de tener mayoría absoluta, no para sacar adelante un proyecto que beneficie a España y a la mayoría de los españoles sin distinción ideológica -eso es, o debería ser democracia-, sino a sus propios intereses particulares o partidarios, o de una minoría privilegiada y elitista que ha utilizado sus potentes recursos para llevarlos al poder.
Tanta arrogancia e hija putez, porque desgraciadamente no tiene otro nombre, colma el vaso de la paciencia de los españoles. No sé si queda algún colectivo social agraviado por la chulería altanera de esta neo derecha recalcitrante que controla el PP y hasta deja pálido el recuerdo de un incontinente y temperamental Fraga Iribarne. La sanidad con los recortes,los trabajadores con la reforma laboral, los funcionarios con los recortes y supresión de pagas, los educadores con ratios masivas y además con una reforma franquista en puertas, padres de alumnos sin comedores ni transporte, las mujeres con una contrarreforma antiabortista vaticanista, los pensionistas con una amenazante congelación de sus ingresos, los parados con pérdida de prestaciones, el mundo de la cultura con un IVA prohibitivo -por cierto, esta mañana se comunicaba en la SER que el cantante Umberto Tozzi suspendía su gira española en protesta por la subida escandalosa de ese IVA-, purga de periodistas en la radio y televisión públicas, los estudiantes imposibiltados de estudiar por la subida de tasas, ciudadanos que se manifiestan por sus reivindicaciones laborales o políticas, etc...Ahora le toca el turno, a aquellos cada vez mayores colectivos que se vienen destacando en contra del maltrato animal. Canarias fue pionera -y curiosamente, iniciativa de un parlamentario del PP- de una ley en ese sentido que prescribe los toros en las islas. Recientemente, algunos ayuntamientos se han sumado a la corriente de desterrar ese sangriento y oprobioso espectáculo de los toros. Sin embargo, nada más empezar a mandar el PP, el ministro de Educación y Cultura, que por lógica debiera ser educado y culto, se apunta a asno y se monta su cruzada particular por rehabilitar, por ejemplo y porque le gusta y le sale de los huevos, las retransmisiones de toros por televisión, incluso en comunidades que como la canaria, lo tienen prohibido. Debe ser que los toros enervan el machismo y enganchan, pues mientras España ardía hace unas semanas por los cuatro costados, el ministro de Medio Ambiente y el propio rey, se deleitaban con una corrida en vez de estar al pie del cañón como sería su deber, junto a los esforzados bomberos y sufrida legión de españoles que vivían una tragedia. Ahora salta al ruedo, Ana Botella, la alcaldesa espúrea de Madrid -lo es falsamente, de rebote, sin ser votada como tal por el pueblo madrileño- empeñada en convertir los toros en "patrimonio cultural inmaterial":  En su argumentación, el grupo municipal popular sostiene que la fiesta de los toros "constituye un patrimonio cultural, antropológico, histórico, monumental y ecológico de primer orden que debe ser preservado y legado a las futuras generaciones". Se retrotrae a la antigüedad para decir que la expresión moderna de los toros "extrae sus raíces del fondo milenario de la cultura mediterránea", en la cual, añade, "el enfrentamiento entre el hombre y el toro, y su interpretación simbólica, han dado lugar a un sinfín de mitos, de celebraciones y de obras maestras en las bellas artes y en la literatura, el teatro, la música, el canto, la danza y muchas más". En la misma línea, defiende que la fiesta de los toros "refleja la sensibilidad específica de cada uno de los pueblos y comunidades que la comparten" y que expresa, "en el aspecto ético y cultural, los valores fundamentales del hombre de herencia mediterránea y su manera de enfrentarse con la vida, con la muerte y con lo efímero", informa el periódico Público.
La Botella considera "un valor" el sadismo y maltrato de que es objeto innecesariamente un animal para morboso placer de un acomplejado espectador y ego onanista de un torero. Si para ella esto es un "valor", no nos extrañe que pronto defienda otros "valores culturales" de herencia mediterránea, como el machismo y su secuela del maltrato de género, la esclavitud o el circo romano de gladiadores.
Se trata del mismo fascismo encubierto, que se esconde tras el abuso de la mayoría de unos votos, el mismo por el que su marido Aznar, cuando fue presidente, nos metió con mentiras en contra del clamor popular y el Parlamento, en una guerra en Irak porque se lo mandó Bush, el mismo que desprecia la opinión masiva de un millón de catalanes que se manifiestan, y lo llaman "algarabía", el mismo que hace que la delegada del gobierno de Madrid Cristina Cifuentes, relacione a grupos nazis (¿?) con la lícita propuesta de manifestación de mañana 25-S en los alrededores del Congreso, o que la impresentable de Coz pedal la compare al 23-F. Aquello fue un golpe orquestado por un grupo armado de guardias civiles, policías y militares, que usó la violencia y disparó dentro del congreso secuestrando unas horas a los representantes del pueblo, y la de mañana es una manifestación cívica de protesta del pueblo y sin armas. Ese fascismo encubierto está dando alas al real de grupúsculos como el de la Asociación de Militares Españoles (AME) que ha avisado hoy, como nuevamente informa Público, de que quienes colaboren o permitan la "fractura" de España deberán "responder con todo el máximo rigor" ante los tribunales en el ámbito de la jurisdicción castrense por la "grave acusación de alta traición". Incluso, envalentonados por el secuestro democrático avisa de que "la más alta magistratura" y los "Gobiernos" deberían tomar "inmediatamente las medidas oportunas para suprimir cualquier atisbo de secesión, sin que las Fuerzas Armadas se vean en la irremisible y gravísima tesitura de cumplir escrupulosa y estrictamente con la misión que la Carta Magna les otorga de garantizar la soberanía, independencia e integridad territorial de nuestra Patria". Concluyendo que "si así tuvieran lamentablemente que actuar -alertan-, no deberá existir la menor duda de que cuantos han permitido, participado o colaborado en llegar a esta última pero reiterada en el tiempo amenaza de fractura de España, por comisión, omisión o provecho de sus cargos constitucionales, habrán de responder con todo el máximo rigor de tan grave acusación de alta traición ante los tribunales en el ámbito de la jurisdicción castrense".
 
 

jueves, 20 de septiembre de 2012

CARTA AL PRIMER MINISTRO DE PORTUGAL


CARTA AL PRIMER MINISTRO DE PORTUGAL

por Eugénio Lisboa  (Asociación 25 de Abril), El Lunes, 10 de septiembre de 2012

Excmo. Señor Primer Ministro

Dudé mucho en dirigirle estas palabras que no dan más que una pálida idea de la ola de indignación que barre el país, de norte a sur y de este a oeste. Además, no es mi costumbre ni vocación escribir cosas de cariz político, inclinándome más por la temática cultural. Pero hay momentos en que, igual que  vamos al encuentro de la política, ella viene irresistiblemente a nuestro encuentro. Entonces, no hay que huirle.

Para ser enteramente franco, le escribo, no solo por creer que no va a tener en V. Excma. ningún efecto —todo su comportamiento, en este primer año de gobierno, traicionando, sin escrúpulos, todas las promesas hechas en campaña electoral, no convida a la esperanza en un cambio de postura— antes bien, para quedar a bien con  mi conciencia. Tengo 82 años y poco me quedará de vida, lo que significa que, a mí, ya poco mal podrá infligir V. Excma. Y el que me inflija será siempre de corta duración. Es aquello que acostumbro llamar “las ventajas del túmulo” o, si prefiere, el valor que da la proximidad del túmulo. Tanto el que me dé como el que me tire será siempre de corta duración. No será, pues, de mi que hablo, cuando use, en la frase, el “odioso yo”, a que aludía Pascal.

Pero tengo, como dije, 82 años y, por tanto, una larga y bien vivida experiencia de la  vejez —la mía y la de mis amigos y familiares. La  vejez es un poco — o es mucho – la experiencia de una continua e ininterrumpida pérdida de poderes. “Desistir es la última tragedia”, dijo un escritor poco conocido. Desistir es aquello que van haciendo, sin cesar, los que envejecen. Desistir, palabra horrible. Estamos en verano, momento en que escribo esto, y me vienen las palabras tremendas de un gran poeta inglés del siglo XX (Eliot): “Un viejo, en un mes de sequía”... La vejez, arrugándose, en medio de la desolación y la sequía. Es para esto que servimos los poetas: para encontrar, en pocas palabras, la medalla eficaz y definitiva para una situación, una visión, una emoción o una idea.

La vejez, Señor Primer Ministro, es, con las molestias que arrastra — las físicas, las emotivas y las morales — un período bien difícil de atravesar. Ya alguien la definió como el departamento de los dolidos externos del Purgatorio. Y una gran cuentista de Nueva Zelanda, que respondía al nombre de Katherine Mansfield, con la acertada sensibilidad y sabiduría de la vida, de la que V. Excma. y  su gobierno parece carecer, observó, en uno de los cuentos singulares de su bellísimo libro intitulado The Garden Party: “El viejo Sr. Neave se creía demasiado viejo para la primavera”. Ser viejo es también esto: creernos que la primavera ya no es para nosotros, que no tenemos derecho a ella, que estamos además, dentro de la... Ya fue nuestra, ya, en cierto modo, nos definió. Hoy, no. Hoy, sentimos que ya no interesamos, que, hasta, incomodamos. Todo el discurso político de V. Excmas. los del gobierno, todas vuestras decisiones apuntan en la misma dirección: mandarnos a la cima de la montaña, envueltos en una vieja manta, a la espera de que la bestia mítica (o el frío) venga a matarnos. Quitarnos todo, el confort, el derecho de no sentirnos, no digo amados (sería mucho), pero, de algún modo, útiles: siempre tenemos una pizca de sabiduría casera que propiciar a los más irreflexivos e impulsivos de la nueva casta que nos asola. Mas no. Personas, como yo, estuvimos, hasta después de los 65 años, sin gastar un duro del Estado, con salud o con falta de ella. Siempre, en tanto, descontando una parte importante de su salario, para una ADSE (1), que tal vez nos fuese útil, en un período de necesidad, que se fue antojando distante. Llegado, ya tarde el momento de alguna necesidad, todo nos es retirado, sin una atención, pequeña que fuese, al contrato anteriormente firmado. Es cuando más lo necesitamos para luchar contra la enfermedad, contra el dolor y contra el aislamiento gradualmente creciente, que nos constituimos en blanco favorito del tiroteo fiscal: subsidios (que no pasan de una forma de disfrazar la precariedad salarial), co-participaciones en los costos de la salud, actualizaciones salariales — todo tirado por la borda. Incluyendo, también, ese papel embarazoso que es la Constitución, particularmente odiada por estos nuevos lanzadores de piedras sobre ella. Lo que es preciso es salvar a los ricos, a los bancos, que disfrutan con los poderosos de nuestro dinero y a las empresas de tiburones, que se enriquecen sin arriesgar un pelo, en simbiosis siniestra con un Estado que da lo que no es de él y paga lo que dice no tener, para que ellos se enriquezcan más, pasando a usufructuar lo que también no es de ellos, porque es nuestro.

Ya alguien, aludiendo a la misma falta de sensibilidad de que V. Excma. da pruebas, en relación a la vejez y a sus poderes decrecientes y mal apoyados, sugirió, con humor despiadado, que se mandasen a los viejos y a los jubilados para asilos desguarnecidos, situados, preferentemente, en pisos altos de edificios muy altos: Desde un 14º piso, explicaba, la desolación que se contempla hasta pasa por paisaje. V. Excma. y los de su gobierno exhiben una sensibilidad muy parecida, incluso más en este sentido. V. Excmas. transforman la vejez en un crimen punible en gran medida. Las políticas radicales de V. Excma, y de su robótico Ministro de las Finanzas — sí, porque la Troika informó que las políticas son vuestras y no de ellos... — han llevado a esto: a una total anestesia de los colectivos sociales o simplemente humanos, que caracteriza a aquellos grandes políticos y estadistas que la Historia no confina a míseras notas de pié de página.

Hablé de la vejez porque es el tema que, de momento, tengo más a mano. Pero el sufrimiento devastador, que el fundamentalismo ideológico de V. Excma. está desencadenando por todo el país, afecta mucho más que a la población de los viejos y jubilados. Jóvenes sin empleo y sin futuro a la vista, hombres y mujeres de todas las edades y de todos los caminos de la vida — todo es quemado en el altar ideológico donde arde la llama de un dogma ciego a la fría realidad de los hechos y resultados. Decía Joan Ruddock no creer que radicalismo y buen sentido fuesen incompatibles. V. Excma. y su gobierno prueban que lo son: no hay forma de que convivan pacíficamente. En esto, estoy muy de acuerdo con la sensatez del antiguo ministro conservador inglés, Francis Pym, que tuvo la osadía de avisar a la Primera Ministra Margaret Thatcher (una exponente del extremismo neoliberal), en estos términos: “Extremismo y conservadurismo son términos contradictorios”. Pym pagó, es obvio, la factura: si la memoria no me engaña, fue el primer miembro del primer gobierno de Thatcher en ser despedido, sin poder de reclamación ni agravio. La “conservadora” Margaret Thatcher — como el “conservador” Passos Coelho — quiso mezclar agua con aceite, esto es, conservadurismo y extremismo.

Alguien observaba que los americanos se quedaban muy admirados cuando se sabían odiados. Es posible que, en el gobierno y en el  partido que V. Excma. preside, la mayor parte de sus integrantes no perciba bien (o, percibiéndose, no comprenda), y este labrando en el país, un gran incendio de resentimiento y odio. Daré a V. Excma. — y con esto termino — una pista para un buen entendimiento de lo que está pasando. Atribúyase al Papa Gregorio VII estas palabras: “Yo amé la justicia y odié la iniquidad: por eso, muero en el exilio.” Una gran parte de la población portuguesa, hoy, se siente exilada en su propio país, por el delito de pedir más justicia y más equidad. Tanto una como otra se hacen, cada día, más invisibles. Hay en esto, es obvio, un peligro.

De V. Excma. atentamente,

Eugénio Lisboa (*)

(1) Sistema de Salud de los funcionarios.

(*) El autor fue presidente de la Comisión Nacional de la UNESCO / Consejero Cultural de la embajada de Portugal en Londres entre 1978-1995 / profesor catedrático invitado de la Universidad de Aveiro / y coordinador de enseñanza de la lengua portuguesa en Suecia. Es Doctor Honoris Causa por las Universidades de Nottingham y Aveiro. El Ayuntamiento de Cascais le ha otorgado la medalla del Mérito Cultural. En Mozambique fue sucesivamente administrador y director de las petrolíferas SONAPMOC, SONAREP y TOTAL.

(transcrito y traducido de http://daliteratura.blogspot.pt/index.html)

domingo, 16 de septiembre de 2012

CUESTIÓN DE MAQUILLAJE

Esta semana, aprovechando que Letizia ha cumplido 40 años, el entorno del príncipe Felipe de Borbón, ha tenido a bien, hacer público un "reperage" fotográfico de 16 imágenes encargadas a una fotógrafa premio nacional de Fotografía, con el objeto de lavar en la medida de lo posible la deteriorada imagen que la casa real ha ido acumulando ante los españoles en los últimos meses. Son un conjunto de fotos, cuidadosamente elaboradas, problamente con el recurrente photoshop incluido, en línea con los tradicionales reportajes edulcorados clásicos de revistas del "cuore" como Hola. Parece transmitir un aparente distanciamiento del resto familiar, de los desaciertos de su padre el rey, o los chanchullos de su cuñado Urdangarín. Puede incluso dar la sensación de que, el entorno de la casa real esté ya planificando una próxima y natural abdicación de Juan Carlos, que es obvio -que por su edad y avatares- se encuentra mermado de facultades.
Sin embargo, probablemente el momento elegido no haya sido el más oportuno, y pueda provocar el efecto contrario al propuesto. Y decimos esto, porque trasnmitir a la ciudadanía ese idílica imagen familiar, de que no pasa nada, cuando la casa real, por omisión, parece concordar con las medidas impopulares del gobierno, puede llegar a ser insultante para todos aquellos millones de españoles que viven en el umbral de la miseria, con recortes en sus prestaciones, sueldos, derechos sanitarios o educativos. No se corresponde en nada con la situación real del país y la de millones de españoles a los que se quiere mostrar cercanía y transparencia. Y es que dolerá a millones de españoles, que su "futuro" rey publicite tanta felicidad, desde su palacete del Pardo. Él, por ser hijo de, vive desde hace10 años en un chalet o palacete, que le ha costado a los españoles solo 4 millones 200 mil euros (y eso porque el solar era gratis). Es un chalezaso de 1.771 m2 útiles, más casi 2 mil más de jardines y piscina de 15 metros, servidumbre que le cocina y limpia, y disfrute privado de obras de arte del patrimonio nacional (ver:

¿Cómo puede conciliarse cercanía con los miles de españoles que han perdido sus casas por la usura de los bancos, o tienen que compartir con estrecheces vivienda con familiares por no poder pagar un alquiler? ¿Cómo pueden conciliarse con los millones que no encuentran trabajo, que no tienen ningún ingreso, cuando él cobra mensualmente por ser hijo de, unos 12 mil euros al mes? Hace unos días, se hizo también público unas fotos llevando a sus hijas al colegio, el colegio privado de los Rosales. Muchos millones de españoles se preguntarán si ese colegio tendrá una ratio en torno en los 30 alumnos, como el resto de los colegios públicos donde estudian sus hijos, o recorte en profesores, mientras muchos de estos padres no podrán pagar libros, material escolar, transporte o comedores escolares.
Se habla de ejercicio de transparencia, pero no se dice cuánto ha costado el citado reportaje, al que probablemente escasísimos españoles podrían acceder. Quizá no hubiera hecho falta ese gasto, ese restregar por la web a millones de españoles lo bien que viven, hubiera sido más agradecido, que se acercaran de otro modo al resto de los españoles, que salieran de esa torre de marfil privilegiada, que hubiera algunos gestos solidarios con los millones de españoles que lo están pasando mal. Todavía no se ha visto un gesto, por ejemplo con Canarias, y concretamente La Gomera, como si no fuéramos parte de España. Por tanto, todo apunta a que será una mera cuestión de maquillaje.

viernes, 7 de septiembre de 2012

LA HOJA DE RUTA DEL NEOLIBERALISMO

La espiral depredadora en la que ha metido a la sociedad española el gobierno sietemesino de Rajoy, con la toma de medidas contradictorias respecto a los objetivos confesados, en un aparente gesto de improvisación ante la crisis o carencia de programa político, ha sido solo el síntoma engañoso de que no ha sido así, sino el cumplimiento -con paso apresurado, eso sí, de recuperación del tiempo perdido- de la hoja de ruta del neoliberalismo en Europa. Acercarnos al clarividente trabajo "La catástrofe perfecta" del excelente periodista Ignacio Ramonet, publicado hace tres años, aclara lo que decimos.
Fue en los años 70, cuando el sistema capitalista, dirigido entonces por los Estados Unidos, puso en marcha la maquinaria depredadora del Neoliberalismo, con la doctrina de tres desalmados economistas entregados el cuerpo y alma a echar por tierra las tesis de Keynes, que propugnaba la necesidad de una regulación de la economía para que ésta se desarrolle socialmente: Schumpeter, Hayek y Friedman. El primero decía que las crisis económicas son naturales y provocadas por el propio crecimiento del sistema y que sus víctimas -trabajadores en paro, pensionistas sin ahorros, ruina de pequeñas empresas- son únicamente "daños colaterales", ya que lo importante es que de esa císis salga reforzado el sistema capitalista. Hayek, fue mucho más allá, convertido en ideólogo del neoliberalismo. Criticaba la más mínima regulación de la economía y que el Estado interviniera socialmente de manera pública. Para él, el Mercado, dios neoliberal, siempre tiene razón. Sin la intervención del Estado, aunque fuera lo más mínimo, evitaba en beneficio del capitalismo salvaje, que las clases medias pudieran llevar a cabo ciertas medidas de caracter social. Su programa era desregular, privatizar, limitar la democracia, suprimir las subvenciones para la vivienda y el control de alquileres, disminuir los seguros de desempleo, reducir los gastos de seguridad social y quebrar los sindicatos. ¿Les suena?
Friedman fue el instigador de la violencia capitalista con su postulado de que "el libre mercado es un sistema científico perfecto en el cual particulares que actúan en su propio interés crean, para todos, la mayor cantidad de ventajas posibles". Para él, la única función del Estado es "proteger nuestra libertad de sus enemigos externos y de nuestros propios ciudadanos. Hace que reinen  la ley y el orden, hace que se respeten los contratos privados y favorece la competencia". Lo clave es que no se ocupe de la economía. Según Friedman, la toma del poder sea democráticamente o por golpe de estado, tiene como principal objetivo imponer de modo inmediato cambios económicos radicales. Cualquiera que sea el coste social ¿Les suena? Un nuevo gobierno -afirmaba- goza de un periodo de gracia de 6 a 9 meses durante el cual puede operar cambios fundamentales que si no aprovecha para actuar con determinación, no volverá a tener ocasión semejante. ¿Les suena?
En ese tiempo pondrán en funcionamiento una nueva concepción económica recurriendo a una terapia de shock, desarrollando una gran campaña en los medios de comunicación afines, queriendo convencer que el gran número de parados es consecuencia de que el mercado no es suficientemente libre. ¿Se acuerdan de los motivos que justificó el PP para emprender su primera medida de reforma laboral?
Todo este equipo neoliberal y sus discipulos, trabajaron codo a codo con el sanguinario dictador Pinochet y con Videla en Argentina, provocando privatización de empresas del sector público, reducción del presupuesto del Estado y despido de miles de funcionarios, flexibilidad de empleo, privatización de los sistemas de jubilación y salud, etc. ¿Le suena? Hayek incluso llegó a declarar en 1981 que su preferencia personal se inclinaba por una dictadura liberal "y no un gobierno democrático donde todo liberalismo esté ausente". Sostenía que el triunfo del fascismo y el nazismo en Italia yAlemania en las décadas de 1920 y 1930 no había sido sino una reacción contra los "excesos socialistas" del periodo anterior. Según él, Mussolini, Hitler y Franco o Pinochet debían su ascenso al poder al fracaso de las experiencias socialistas precedentes. Sin embargo, la aplicación del Neoliberalismo y su terapia de shock experimentó, por ejemplo, en el Chile de Pinochet el retroceso del 15% de su economía, y el aumento del 3 al 20% de la tasa del desempleo rspecto a Allende, solo en el primer año. ¿Les suena? Después de 15 años, el 45% de los chilenos estaban por debajo de la línea de pobreza. A cambio, ¡Friedman recibió el premio Nobel!
Lo peor de este doctrinario ultraliberal es que se presenta como solución universal a todos los problemas económicos e intentando convencer a los pobres de que son los únicos responsables de su situación ¿Les suena? En esta empresa de persuasión colectiva colaboran los grandes medios de comunicación controlados por el neoliberalismo.
Una vez desplomado el muro de Berlín, en su apogeo la era Reagan -que junto a Margaret Thatcher en Inglaterra ejemplifican el summum ultraliberal del capitalismo-, se pone en marcha el famoso "consenso de Washington", por el que cualquier país que quiera ser admitido en el seno de la comunidad internacional, debía plegarse a los siguientes 10 mandamientos: Disciplina en materia de déficit público, redefinición de las prioridades en materia de gasto público, reforma fiscal, liberalización de las tasas de interés, adopción de tasas de cambios competitivas, liberalización de los intercambios comerciales internacionales, liberalización de las inversiones directas extranjeras, privatización de las empresas públicas y el sector público, desregulación de los  mercados, y protección de los derechos de propiedad. ¿Les suena? Al margen, como afirmara Thatcher "there is no alternative". Para conseguirlo, Washington ejercerá la necesaria presión y reclutará los llamados "asesinos financieros", profesionales altamente retribuidos que estafan miles de millones, redirigiendo ese dinero del Banco Mundial a las grandes compañías y familias multimillonarias que controlan los recursos del planeta, con informes fraudulentos, fraude electoral, sobornos y hasta asesinato. ¿Les suena? Gracias a ello el Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha convertido en el ministerio de economía mundial, como lo es en Europa el Banco Central Europeo (BCE) dirigido por Draghi. Como consecuencia, el mercado y el sector privado destruyen lo colectivo y se apropian de las esferas pública y social. Somete a las empresas y ciudadanos a tener que adpatarse, a plegarse a su voracidad, evitando cualquier alternativa, cualquier intento de regulación democrática. La competitividad es la única fuerza motriz, para sobrevir. Constituye un saqueo ecológico del medio ambiente sin  escrúpulos y sin freno.
La siguiente fase de esta hoja de ruta, se inició en 1983 cuando el FMI impuso el primer programa de "ajuste estructural" a todos aquellos paises que pedían préstamos improtantes para su desarrollo. A partir de esta década, los ministros de economía del G-7 (los más ricos) empiezan a exigir a los paises pobres que sacrifiquen los gastos de salud, educación o empleo para pagar la deuda, y el FMI se encarga de que las privatizaciones se hagan a precio de liquidación ¿Les suena? ¿Y quien era hasta hace unos meses el director del FMI?  Pues, Dominique Strauss-Kahn, descabalgado del puesto acusado de intento de violación de una camarera de un hotel, lo cual acabó con su carrera política, ya que iba a ser el candidato socialista a la presidencia francesa.
 
*fuente: "La catástrofe perfecta", Ignacio Ramonet