Páginas vistas en total

jueves, 18 de octubre de 2012

ELLOS SAQUEAN, NOSOTROS PAGAMOS

Está visto que este gobierno del Partido Popular, que ha pasado en menos de un año, de ser uno de los más votados, a ser por la población el más contestado de la historia democrática, en todos los foros públicos y más amplios sectores, el que más indignación está provocando con su chulería y su política de mentiras, recortes de derechos fundamentales y saqueo de los bienes públicos y de los bolsillos de la inmensa mayoría de los españoles, está cumpliendo con creces y vertiginosamente la hoja de ruta del neo liberalismo financiero especulador. La última noticia que ha pasado desapercibida entre el marasmo informativo que esta panda de desalmados provoca un día sí y otro también en los medios de comunicación y la opinión pública, es que a lo largo de 2013, van a hacer que la Lotería Nacional tenga que pagar a los bancos un millón de euros diarios  por intereses.
¿Por qué? Cuando el gobierno PP empezó a culpar al Rodríguez Zapatero de la crisis en España, empezó a encontrarse que mucha mierda venía de gestiones disparatadas y capítulos de corrupción de Autonomías gobernadas por su propio partido, y de operaciones financieras y bancarias llevadas a cabo –caso Bankia- por dirigentes notorios de su propio partido. Al final, tuvieron que echar la cortina de humo de culpar a toda la banca y a todas las Autonomías del desaguisado para qué no se noten mucho sus pufos económicos y políticos, máxime en períodos pre-electorales. Ante la realidad de que las comunidades Autónomas se han quedado sin dinero para pagar sus deudas, provocadas por proyectos faraonicos de aeropuertos inútiles, estaciones de AVE, autopistas, televisiones autonómicas, macro ciudades de la cultura, y otras lindezas por el estilo, se han tenido que inventar una solución transitoria llamada FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) que puede efectivamente entenderse en el doble sentido de las siglas: aportación de liquidez monetaria, y de liquidación de la autonomía de las mismas comunidades, que con ese rescate económico pasarán a ser intervenidas a satisfacción de la ideología centralista del PP.
¿De dónde sacar el dinero en momentos tan críticos como los actuales? Pues, como es uso corriente en el neoliberalismo, del bolsillo de los ciudadanos. ¿Y cómo? Pues de una manera sibilina. Se acuerda -no se sabe exactamente por qué esa cifra concreta- poner en el FLA 18.000 millones de euros a disposición de las comunidades autónomas. Cuatro mil millones los pone el Tesoro (es decir dinero de todos los españoles); ocho mil millones se piden en un crédito sindicado a todos los bancos con el aval de deuda pública (de todos los españoles); y los seis mil millones, salen de un crédito sindicato con aquellos bancos que lo decidan a pagar en 13 años que pedirá el gobierno por medio de la Sociedad Estatal Lotería y Apuestas del Estado (responsable de la administración de todas las loterías estatales y quinielas de fútbol), pomposo nombre con el que reconvirtió Rodríguez Zapatero al anterior organismo autónomo para sacarlo a Bolsa poco antes de dejar el gobierno. Los bancos, que se han favorecido en los últimos años de una inyección de 52.500 millones de euros proveniente de las arcas públicas, más un aval de 72.000, a los que habría que añadir los 40.000 millones iniciales del rescate europeo a tal fin, que la Troika no ha dado a los bancos sino al gobierno para que éste se los transfiera a los mismos y pague si no lo hacen, se han frotado las manos. ¿Y por qué? Porque el interés de ese crédito que pagarán los ciudadanos que juegan a la lotería y a las quinielas –y ojo, si ganan premios Hacienda vendrá detrás a quedarse con el 20% del mismo-, es del 6,5% TAE, superior al que tendrían que pagar las comunidades Autónomas que necesiten acudir al mercado bancario en caso de necesitar liquidez.
No deja de ser curioso ( o no) que de las seis comunidades que se han apresurado al rescate, agobiadas por la falta de liquidez (Cataluña, 5.023 millones; Andalucía, 4.906; Valencia, 3.500; Castilla-La Mancha, 848; Canarias, 757; y Murcia, 528), tres estén gobernadas por el PP, una por el PSOE, y las otras dos por nacionalista (catalanes y canarios en contubernio con el PSOE). Si repasamos las cifras, sumamos un total de 15.562 millones de euros solicitados, que restados a los 18.000 disponibles, deja para las demás Autonomías que necesiten liquidez sólo 2.438, cuando queda por desvelar la sorpresa que deparare Galicia después de las elecciones  y se levanten las alfombras.
Una vez más, realmente, quienes siguen ganando dinero son los bancos a costa de los ciudadanos. O sea, que se inyecta dinero de todos los españoles a una banca, para que lo siga prestando a instituciones públicas mal gestionadas por políticos irresponsables que mantienen sus grandes sueldos y canonjías, y cuyos pagos de intereses caen sobre los mismos ciudadanos, que además tendrán que pagar más por la sanidad con el co-pago, más por usar autopistas, más por la luz eléctrica y los carburantes, cuyos precios el Estado ha desregularizado en beneficio de las empresas productoras y distribuidoras de energía y carburantes. El círculo neo liberal perfecto. En el último caso no es de extrañar, que estas voraces multinacionales paguen los servicios prestados por los políticos en su enriquecimiento, y los sienten en sus consejos de dirección con jugosos sueldos, caso de Felipe González en Gas Natural (126.000 €) y José María Aznar en Endesa (200.000 €), y habrá que ver donde aterriza Rodríguez Zapatero, sobre todo después de cambiar el año pasado, confabulado con Rajoy, la Constitución, para limitar, presionado por Markel y Sarkozy, el déficit público y garantizar como prioritario el pago de los intereses que genere la deuda.