Páginas vistas en total

domingo, 7 de octubre de 2012

EL PAIS SE TAMBALEA A TODA PRISA (I)

Se confirmó lo que venía siendo vox populi en otros medios de comunicación desde hace unos días. El periódico EL PAÍS, reducirá plantilla. El presidente de PRISA, editora del EL PAÍS, y también de dicho periódico, Juan Luis Cebrián, acompañado de los principales directivos del grupo, planteó este fin de semana a los trabajadores la necesidad de acometer una serie de medidas -que se presentarán formalmente el próximo martes- para garantizar la viabilidad de la empresa en los próximos años: plan de prejubilaciones, una reducción de plantilla en las delegaciones del periódico por un cambio de modelo del mismo, una disminución de personal en las redacciones de Madrid y Barcelona (se habla de despedir a 138 empleados de los 440 empleados que trabajan en el periódico), y una rebaja salarial. Según manifestó Cebrián, “el periódico no puede soportar por más tiempo su actual estructura de costes”. La pregunta surge inmediatamente. ¿Los costes del periódico o los de sus ejecutivos, entre ellos el nuevo presidente Juan Luis Cebrián? Aunque éste haya públicamente dicho que su sueldo está al nivel de ejecutivos similares en el medio, no deja de ser en comparación una falacia, ya que sus ingresos se estipulan entre 8 y 13 millones de euros (fijo más incentivos por objetivos), como bien ha desglosado El Confidencial (ver www.elconfidencial.com, de 6 de octubre de 2012) muy por encima de los del resto de responsables del medio. Al aplicar esta medida unilateral de recortes, Cebrián cierra una historia del periodismo en España de los últimos 36 años, en que el periódico, referente de la transición democrática y la progresía, culmina una etapa de distanciamiento de los ideales que supuestamente lo pusieron en pie en 1976 hasta convertirse en un emporio de la comunicación en beneficio de unos pocos. Se produce esta medida, unos días después de que su empresa editora, el grupo PRISA, cerrase otro proceso de regulación de empleo que finalizó con otros 90 despidos en el periódico Cinco Días, Prisa Revistas y Prisa Brand Solutions. Fuentes de los trabajadores señalaron a Público que EL PAÍS no necesita un ERE para afrontar la difícil coyuntura que atraviesa el mercado publicitario y el modelo de explotación. Según fuentes de la casa, en los pronósticos que maneja la compañía para 2013, el periódico tendría unas pérdidas de dos millones de euros, cantidad que no justificaría el despido del 31,34% de los trabajadores. El periódico EL PAIS fue fundado por Ortega Spottorno, a cuyo frente se situó como consejero-delegado Jesús Polanco, un ambicioso hombre de negocios, proveniente del sector editorial (fundador en 1958 junto a Francisco Pérez de la Editorial Santillana). Con el tiempo, Polanco llegó a levantar todo un imperio de la comunicación dentro y fuera de España y a lo largo de 22 países de América y Europa, que ahora, con la crisis y las intrigas internas, devuelve el golpe. El imperio PRISA comprende, además del diario EL PAÍS (el de mayor difusión en España), el deportivo AS, el económico Cinco Días, y recientemente el 50% de la versión española del Huffington Post, el periódico on line más leído en Estados Unidos, fundado en 2005 por Arianne Huffington. Edita también las revistas especializadas, Cinemanía, Gentleman, Claves y la edición española de Rolling Stone. Posee también el 15% del diario francés de información general Le Monde. PRISA Radio es el mayor grupo radiofónico español con más de 25 millones de oyentes, con la Cadena SER, Los 40 principales, M80, Cadena Dial, Máxima FM y Radio Olé, grupo que controla con un 73% de las acciones. En cuanto al ámbito televisivo, le pertenece la plataforma digital satélite Canal+, 40 TV, Latino, Sportmanía, Viajar y otros canales de menor incidencia como Golf+ y Caza y Pesca. Controla el 18% de las acciones del Grupo Mediaset España Comunicación, el mayor gupo audiovisual de España, formado por las cadenas Telecino, Cuatro, LaSiete, FactoríaDeFicción, Boing, Divinity, Energy, Telecinco HD y Cuatro HD, y el 90% del grupo Media Capital a la que pertenece Televisão Independente, conocida como TVI, canal privado que emite en Portugal. Produce películas por medio de Sogecine y las distribuye por Sogepaq. Tenía una filial –Pretesa- que se embarcó en el sueño de Polanco de montar una cadena de emisoras locales por toda España con el nombre de Localia en 2000, y que duró solo 8 años. Además de tener presencia con Planet Events en la promoción de conciertos, controla la edición musical con Nova y Lyris & Music, y la contratación artística y gestión de derechos de los mismos a través de La Oficina del Autor. Aunque disolvió Crisol (tiendas de ventas de libros), mantiene las editoriales del Grupo Santillana, Richmond Publising, Alfaguara, Taurus, Aguilar, Altea, entre otra. A través de Gestión de Medios (GdM), la agencia publicitaria que comercializa la publicidad de los medios impresos y radiofónicos en propiedad, también gestiona la publicidad de periódicos regionales, entre ellos Diario de Avisos en Tenerife, llegando sus tentáculos a televisiones autonómicas, hoy en declive, como Aragón TV, Canal Sur y TV Canaria. Se ha criticado, a lo largo de este tiempo, algunos de los “modos” utilizados por PRISA para haber conseguido la cuota de poder de la que ha disfrutado impunemente. Lo más resaltable, la manera que absorbió a la competidora Antena 3 Radio hasta eliminarla del mercado o el favoritismo de los gobiernos socialistas para conseguir concesiones en televisiones autonómicas, o de cómo se le permitió, pasar de un canal de pago como canal+, a canal abierto (La Cuatro –recientemente fusionada a Tele Cinco), sin tener que pagar como hicieron previamente sus competidoras entonces Tele Cinco y Antena3. Indudablemente, Polanco se sintió siempre muy cómodo, cercano al PSOE –fundamentalmente el felipismo- cuyos contactos con la Internacional Socialista, le abrió a PRISA la puerta para su desembarco en Chile, Argentina, Colombia y Venezuela. En este último caso, se explica evidentemente la campaña mediática agresiva que EL PAIS siempre ha mantenido desde que llegó Chávez al poder.