Páginas vistas en total

viernes, 28 de noviembre de 2014

UN EQUIPO DE PRIMERA

El pasado viernes, cuando saltó la noticia del desahucio de Carmen Martínez, de 85 años, en Vallecas, el periodista Fernando Sebastián comentó el hecho a Paco Jémez, entrenador del popular equipo de fútbol Rayo Vallecano, y su capitán, Roberto Trashorras. Sin  vacilación, acordaron con el conjunto de la plantilla pagarle el alquiler de una vivienda digna a Carmen, para que no se quedara en la calle. Sin embargo, la alcaldesa del ayuntamiento de Madrid Ana Botella tardó 3 días en reaccionar ante lamentable suceso. Peor lo de Luis del Guindo, ministro de Economía que tardó 2 más para balbucear que el año próximo se tomarán medidas por el gobierno para evitar sucesos como estos, repitiendo cínicamente la misma letanía de hace meses y que desde entonces no han hecho absolutamente nada a pesar de las continuas promesas. Una vez más, brindis oficial al sol.
El gesto de los jugadores y entrenador del equipo del popular barrio madrileño fue acogido con gran satisfacción por su afición con aplausos y pancartas en el partido de la última jornada que además ganaron al Celta y les mantiene en la mitad tranquila de la tabla de la liga de las estrellas.
Ha tenido que ser un equipo de fútbol, y además el del segundo presupuesto más bajo de primera división el que haya realizado este gesto solidario. Es sabido que el fútbol  mueve en España 14 millones de espectadores cada temporada y aporta 10.000 millones de euros lo que supone el 2% del PIB. También que jugadores como Cristiano Ronaldo se embolsa anualmente 41 millones de euros y Leo Messi, unos 30. Algunos como éste último, se permite hasta defraudar a Hacienda, además de estarse beneficiando de la ley del PSOE -conocida como ley Beckam- que permite que estrellas del fútbol que jueguen en España, en vez de pagar a hacienda un 43 o 45 %, sólo tributen un 24. Esta kafkiana situación provocó durante años que jugadores de cachet nacionales como Raúl, pagaran a hacienda el doble. También es notorio el chalaneo de los altos responsables de los equipos, algunos en prisión como el ex presidente del Barcelona C.F, José Luis Núñez, o vigilados, como el anterior Sandro Rosell por el asunto Neymar. En el caso del R.Madrid, su presidente, Florentino Pérez, a su vez presidente del poderosísima constructora ACS (Actividades de Construcciones y Servicios), se ha visto favorecido por el PP en el Congreso con apoyo de UPYD pagándole una indemnización de mil trescientos cincuenta millones de euros que debía abonar su empresa al cancelarse el peligroso proyecto Castor de fraking. Florentino sigue amasando fortuna (la décima de España según Forbes) sin arriesgar un duro ya que lo que tendría que pagar se lo pagan por decreto todos los españoles durante diez años en la factura energética. Florentino, que empezó a labrar su fortuna en tiempos de la UCD en los que fue concejal del ayuntamiento de Madrid y cofundador del Partido Reformista de Roca (abogado defensor de la infanta en el caso Urdangarin), ha hecho siempre buenos negocios con el ayuntamiento de la capital que hace unos años recalificó los terrenos del Bernabeu, estadio al que no le haría ascos cambiar de nombre si así lo expresa su esponsor IPIC de Abu Dhabi. En terrenos deportivos, Gallardón cuando fue alcalde, aprobó que se ganara metros en zona verde para hacer dos torres en plena Castellana para un hotel y un centro comercial que acabará con la competencia en la zona y que supondrá pingües beneficios a Florentino.
Si siguiéramos hablando del fútbol, necesariamente habría que hablar de los 3.600 millones de euros que deben los 42 equipos de la liga provisional, 4 de ellos (R. Madrid, Barcelona, Osasuna y At. de Bilbao no son sociedades anónimas sino siguen siendo clubs con lo cual se evita publicitar lo que deben). Se calcula no obstante, que 900 de estos millones son sólo del Madrid y el Barcelona. Cualquier otro tipo de empresa en España que debiera tal cantidad e incluso mucho menos sería perseguida y castigada por Hacienda. Pero el fútbol es intocable, salvo para los modestos. El Rayo Vallecano se encuentra en ley concursal y su situación económica heredada de la pésima gestión del empresario iconoclasta Ruiz Mateos le ha impedido jugar en Europa.
El Rayo Vallecano es un equipo fundado en 1924, surgido en un barrio obrero, de gente luchadora, Por eso sabe de solidaridad. Equipo surgido en un barrio que fue municipio independiente hasta que Madrid lo fagocitó por decreto franquista en 1950. Hoy tiene una población de 300 mil habitantes repartidos en dos distritos (Puente y Villa de Vallecas) y un equipo de primera.

.