Páginas vistas en total

viernes, 21 de noviembre de 2014

PAULINO MÁS Y MÁS

Una vez frustrada la consulta popular sobre las prospecciones petrolíferas en aguas canarias, Paulino Rivero, autoerigido adalid de una protesta nacida en la calle de colectivos ecologistas y de la propia conciencia ciudadana, ha conseguido la adhesión ayer de 21 artistas e intelectuales a su manifiesto alternativo del 23-N.
Paulino Rivero ha demostrado siempre habilidad política, en esa carrera ascendente -en la que ha pululado prácticamente toda su vida laboral- bebiendo de la larga sopa de letras que ha supuesto la construcción del "naccionalismo" de derechas en Canarias, Su ambición le llevó a descabezar  tiempo ha al núcleo duro de ATI, para acceder a la presidencia y perpetuarse en ella. Ambición a viajar en helicóptero que ha querido perpetuar cuatro años más para intentar cumplir 12 años como mandarín de las islas, si sus antiguos oponentes en esa jaula de grillos que es el "naccionalismo" de derechas, no hubieran emprendido la operación vendetta para descabalgarlo.
No suelo creer en las casualidades. ¿Por qué siendo apeado de la candidatura a la presidencia del próximo gobierno canario, ha seguido Rivero  su campaña populista mediática como si fuera a ser de nuevo el candidato, abanderando incluso una reivindicación popular, enfrentándose al gobierno español e incluso poniendo a su televisión al servicio del empeño? ¿Sabía de la imputación de Fernando Clavijo, el elegido? ¿Piensa convertirse en el Ccid Ccampeador si prospera en su partido la idea de no presentar imputados por el desgaste electoral que supondría?
El giro del naccionalismo insular de derechas, y sobre todo del propio Rivero en el tema del sí o no de las prospecciones, no es casual. Hace una década se mostraban favorables a prospecciones en aguas canarias. Ahora, en periodo prelectoral dicen lo contrario. El problema de Rivero es que se encontró en el camino con otro ambicioso político, José Manuel Soria, aspirante a la silla giratoria hacia Repsol y de esos rencores vienen estos lodos.
Rivero, el convertido, juega a poner su televisión al servicio de una causa justa aunque no crea ella, a fotografiarse con la activista de Greenpeace brutalmente represaliada por la Armada, a convocar 21 intelectuales y artistas aunque no le guste la cultura (nada más ver el tratamiento que da su televisión - que pagamos todos los canarios- a la cultura).Todo, para seguir saliendo en la foto y desviar la atención de los graves problemas de Canarias en sanidad, educación, empleo, etc, y sobre todo de la corrupción que viene afectando de lleno a su partido, y que el escandaloso caso Zerolo, no es una anécdota.
Sorprende, que haya conseguido sólo la firma inicial de 21 intelectuales y artistas canarios cuando es notorio la cantidad de ellos que en Canarias y fuera de ella, se oponen un día sí y otro también a las prospecciones. El aparato político de asesores del que se rodea Rivero con dinero público es tan cretino que ignora la cantidad de artistas e intelectuales de Canarias, muchos de ellos fuera de las islas gracias a la política vergonzante de su partido que ha gobernado ininterrumpidamente con tirios y troyanos durante, casi tres décadas. También podría ser que muchos de estos artistas e intelectuales no hayan cedido a la tentación de dejarse utilizar por las ambiciones de Rivero y no hayan querido mezclarse con "notables" de su partido, lobbys de la cultura o estómagos agradecidos que componen una parte importante de los firmantes al lado de otros, los menos, que han caído en la trampa -probablemente con la mejor de las intenciones- tendida por Rivero.
Paulino y su guardia pretoriana ha tenido la cara dura de involucrar a artistas e intelectuales en sus manejos aprovechándose de una causa justa y noble, cuando en su trayectoria política, lo que ha hecho desde su gobierno es marginarlos.  ¿A que viene ahora, Paulino, que lleva años mareando la perdiz con esa caricatura que no termina de arrancar del "Consejo Canario de Cultura", a contar con quienes nunca ha contado?
Dicen que la declaración está abierta a más adhesiones. No sé si más artistas e intelectuales canarios caerán en la trampa. Los artistas e intelectuales canarios han sabido desde hace mucho tiempo hacer declaraciones contra las injusticias, sin necesidad de salvadores de la patria sin estatura política. Las han hecho por diferentes medios y las seguirán haciendo aun a pesar de los Paulino Rivero y José Manuel Soria de la historia.