Páginas vistas en total

miércoles, 21 de abril de 2010

EL EFECTO SORIA

Aunque de cara a la opinión públican escenifican lo más posible una remolonería en el recorte presupuestario al que se ha visto obligado el "mal-gobierno" de Canarias, a causa de su política de despilfarro y amiguismo, sí se ha dejado entrever que Educación y Sanidad van a ser, ¡No faltaría más! las que se vean mayormente perjudicadas, cuando debería ser todo lo contrario. El efecto Soria, el mismo que ha dicho públicamente que hay que recortar en ediciones de libros, está empezando, valga la redundancia a hacer su efecto. El desmantelamiento que se está vislumbrando de la Escuela de Idiomas, debe ser el aviso a nevegantes que conciencie al ciudadano contra esta política de desarme moral y cultural que viene siendo dirigida desde hace algún tiempo desde el "desgobierno" de Canarias. Deben entender estos individuos que la cultura canaria es sinónimo de disfrazarse de mago y hablar como habla la casta política lo cual transmiten a sus medios ideológicos de comunicación. Precisamente oir, como se pudo escuchar ayer tarde en un programa de radio a la máxima responsable de la educación y la cultura en Canarias, decir entre otras lindezas, "tranporte" e "intitución", o "solaridad" por solidaridad, indica lo que viene sucediendo con el tan cacareado fracaso escolar. Dirán que los recortes vendrán por la crisis, pero mientras, el vicepresidente Soria se atreve a comentar con el disgustos de sus compañeros de viaje, que hay que dejar el coche oficial, con la tira de años que lo viene usando y tras gastarse 600 mil euros en compra de coches oficiales -habría que ver a quién- tiene guasa. Como la tiene que mientras recortan en servicios esenciales, mantienen a toda su amplia cohorte de paniaguados enchufados políticos y demás familia, que suma este año unos 230 -¡nada menos!- con un coste total, de 15.146.481 euros, ganando el que menos del dinero de todos los canarios por la cara, unos 60 mil euros. Debe ser, que no les importa el elevadísmo número de parados en Canarias, cuya ineptitud y desinterés acrecientan en alarmante cantidad, mientras le resuelvan a sus amigos sus altos sueldos mientras les dure el chollo. Si a ésto unimos, los inmorales cobros de dietas y otras canonjías sin asistir al Parlarmento, indudablemente estos individuos de la casta política no están legitimados para representar a un pueblo y están tardando en irse, si aun les quedara algo de dignidad. Habrá que ir pensando ya en la forma de "botarlos" en vez de votarlos y ahorrar así mucho dinero, que bastante falta hace.

No hay comentarios: