Páginas vistas en total

domingo, 26 de abril de 2009

ARUKS

Acabo de participar esta semana en un taller de escritura dramática dirigido por Irma Correa. Ha sido una experiencia interesante, y creo que acierta el director aruquense Rafa Rodríguez, de 2RCproducciones con su proyecto "CanariasEscribeTeatro" enfocado a promocionar la dramaturgia canaria. El taller acabará en diciembre con nuevos módulos impartidos por los dramaturgos Ignacio Amestoy, Yolanda Pallín e Itziar Pascual. A la vista del trabajo compartido, se vislumbra, al final del taller, la culminación de una serie de proyectos interesantes y, que probablemente, de otra manera, dificilmente darían luz. Irma ha proporcionado con acierto una serie de herramientas básicas para concretar los proyectos y darles viabilidad de cara a los sucesivos encuentros. Israel Castro, profesor de la EAC, cuidará que el trabajo se mantenga vivo a lo largo de estos meses para su mejor aprovechamiento y culminación. La ilusión de los participantes ha sido patente en todo momento, así como la riqueza de las distintas propuestas, varias de ellas originalísimas. Habrá muchas sorpresas, para quienes siguen escondiendo la cabeza bajo el ala y negando el pan y la sal a la profesión. Mientras otras actividades culturales, supermillonarias en atención política y presupuesto, van perdiendo a pesar de todo eso, la atención del público, y por tanto su interés social, las artes escénicas se convierten cada vez más en protagonista emergente que, a poco, se le cambie el chip a quien corresponda, en cuanto al apoyo, eclosionará como nunca lo ha hecho en estos últimos 25 años. Espero, que con inteligencia y diálogo, el trabajo fecunde y empiece a percibirse un cambio de rumbo en las políticas culturales.
Paralelamente, la noticia de la presentación del proyecto de construcción de un espacio escenico, Centro Multifuncional de Arucas -Aruks lo llaman-, en dicha ciudad, produce satisfacción. Satisfacción, porque sorprendentemente, una ciudad como la de Arucas, había sido hasta ahora incapaz de tener un espacio escénico en condiciones. Y satisfacción porque la puesta en marcha de un espacio o proyecto para la cultura es reseñable donde, como o cuando sea. Sin embago, debo confesar que es una satisfacción con reservas. Primero porque temo que esa característica "multifuncional" puede jugar en su contra, además de que la experiencia dice que un mismo espacio tiene sus limitaciones para esa multifuncionalidad. Que se diga que puede servir lo mismo para un concierto de orquesta filarmónica como de heavy metal, y para muchas cosas más (desfiles de moda, pesentaciones de coches y hasta ferias de ganado) me preocupa. El proyecto se presupuesta en 4 millones de €, más 2 para dotarlo de infraestructura. Según leo en Canarias 7 de 23 de abril, será posible porque el gobierno canario aportará un millón y el resto de fondos propios del municipio norteño. ¿No hubiera sido más sensato empezar por los cimientos y contar primero -dado que cuentan con dinero- con un espacio mas funcional para las artes escénicas? ¿No hubo un proyecto para Teatro? ¿Se prevé con presupuesto suficiente para mantener una programación cultural en un espacio de ese tipo? Me debato entre la ilusión y la duda (ahí está el gran teatro de Telde sin acabar y tantos otros inactivos) y la satisfacción contenida. Ojalá me equivoque y Aruks nos dé plenas satisfacciones.

No hay comentarios: