Páginas vistas en total

viernes, 17 de abril de 2009

DOS VARAS DISTINTAS DE MEDIR


Anoche disfruté en el Cicca de Las Palmas de Gran Canaria con un espectáculo familiar y de altura "made in Canarias". Se trata de un proyecto "Risas y Músicas" puesto en pie por Rafa Pérez con la Galileo Jazz Band, que lleva ya varias sesiones este año -una por mes- con teatro siempre al completo. Se trata de una grata experiencia que combina cine mudo de humor con música en directo. Viejas películas del "Gordo y el Flaco" (Stan Laurel & Oliver Hardy) o Buster Keaton "Pamplinas", entre otros, que vuelven a arrancar risas de los espectadores y maravillando por su inventiva creadora y técnica que ha influido notoriamente en directores de renombre posteriores. En los años del cine mudo, las proyecciones se solían acompañar de un pianista o una pequeña banda (según los recursos) con música de la época. Aquí, un puñado de magnificos músicos de jazz canarios, dan "voz" con precisión y atmosfera ambiental a estas películas. En esta última sesión, participaron Raiko León, Fran Alonso, Juan Bosco Arencibia, Javier Montero y Mario Rivero que ha compuesto música original par sesión, lo cual le da todavía más valor a la misma. La idea es un acierto, pues combina buen cine y buena música, convirtiéndose en un espectáculo de tipo familiar, que tanto escasea por aquí y debería, por tanto tener continuidad por otros espacios de la isla, como mínimo. Todo este empeño sin alaracas pero seriedad máxima, contrasta con el derroche monetario que campa en algunos lugares con dinero público. Recomiendo la reseña de Javier Moreno hoy en Canarias 7 sobre el concierto para Nebot programado en el Teatro Pérez Galdós el pasado viernes. Coincide en varios puntos en lo expresado en este blog en la entrada "¿Teatro privado?". Confirma el crítico del citado periódico que poco más de un tercio de aforo acudió al citado concierto wagneriano de Parsifal programado como homenaje al anterior director del coliseo grancanario. Mientras, recuerdo, que la Gran Canaria Big Band, el pasado diciembre tuvo que buscarse la vida para pagar el alquiler del teatro. ¿Por qué esa distinta vara de medir lo de fuera (con privilegios de cachet y todos los gastos pagados) y lo de aquí, permitido si va al riesgo de taquilla? De este despropósito con el dinero de los contribuyentes canarios seguiremos hablando.

No hay comentarios: