Páginas vistas en total

jueves, 17 de noviembre de 2011

EL VOTO INÚTIL


Sostiene Román Rodríguez, "el reconvertido" que el voto útil el próximo domingo es votar a la Alianza CC-NC. Permítaseme discrepar, amparado en mi derecho democrático a hacerlo, pues es obvio su inutilidad por diversas razones. Es tirarlo a la basura, como ha dicho su jefe de filas -hasta hace 6 meses enemigo irreconciliable- Paulino del voto al PP.
En primer lugar, que tal aserto provenga de un mentiroso, nos invita a creer en lo contrario. Y digo mentiroso, porque Román mentía solo hace 6 meses al electorado a las Autonómicas, diciendo que con CC no iría de compañero de viaje, y ya vemos, como solo 6 meses después lo hace y tan pancho, insultando con su actitud chusquera al ciudadano.
En segundo lugar, ¿qué utilidad va a tener ese voto ese Madrid, cuándo no lo tiene ni en Canarias, sino todo lo contrario? ¿Cuándo no ha estado peor Canarias qué ahora? ¿Cuándo hemos tenido políticos tan mediocres y depredadores, cuando no corruptos, como ahora? ¿Cuándo ha habido tanta incapacidad e ineptitud como la hay ahora para resolver los problemas reales de los canarios? ¿Dé que ha servido 20 años de régimen insulidario en Canarias quitándote tu pa´ponerme yo?
Votar la Alianza CC-NC es votar una opción que juega al chantaje contínuo a PP o PSOE -según quien esté en el gobierno- y no para beneficiar a Canarias, como es evidente, sino para seguir medrando en el poder en beneficio propio y de los amigos.
El auténtico voto útil, según mi opinión, para las elecciones del domingo, no es hacerlo a la Alianza insulidaria CC-NC, como tampoco -ojo- al bipartidismo PPSOE (las dos caras de la misma moneda). El auténtico voto útil será aquel que rompa el bipartidismo pactista y la rémora insulidaria, que será más de lo mismo. El voto útil será ir a votar masivamente a cualquiera de las otras opciones, en mi forma de pensar, especialmente aquellas de corte progresista que lleven en su programa explícitamente como mínimo la necesidad de una reforma electoral y un auténtico cambio de modelo económico, paso mínimamente necesario para regenerar a este país y sacarlo del pozo sin fondo en que lo ha asumido desde hace años el bi-partidismo y la complicidad de los partidos nacionalistas peninsulares e insulidarios. Sólo votando de esa manera -porque los que lo han hecho hasta ahora, PP-PSOE ya sabemos como lo seguirán haciendo: a espaldas del pueblo, en contra de sus intereses y a favor de los grandes bancos a quienes realmente representan-, se podrá ver la luz al final del túnel de la crisis. Porque no solo es una crisis económica -que lo es y gravísima, que por obra y gracia del bipartidismo PPSOE la estamos pagando precisamente quienes no la originamos- sino una crisis génerica, ética y de pensamiento que exige una regeneración, y que éstos, los de siempre, los vividores y timoratos, no están dispuestos a encarar, ya que instalados en ella, siguen viviendo y muy bien. Hablemos claro el domingo. Demostremos que no nos dejamos engañar por cuentos. Demos utilidad a nuestro voto. Demos sentido a la democracia, rompiendo el bi-partidismo y sus compañeros de viaje.

No hay comentarios: