Páginas vistas en total

domingo, 15 de abril de 2012

JOSÉ EMILIO PACHECO


PREGUNTAS SOBRE LOS CERDOS E IMPRECACIONES DE LOS MISMOS

¿Existe otro animal que nos dé tanto?
JOVELLANOS


¿Por qué todos sus nombres son injurias?
Puerco marrano cerdo cochino chancho.
Viven de la inmundicia; comen, tragan
(porque serán comidos y tragados).

De bruces y de hinojos roe el desprecio
por du aspecto risible, su lujuria
sus temores de obsceno propietario

Nadie llora al morir más lastimero,
interminablemente repitiendo:
y pensar que para esto me cebaron.
Qué marranos qué cerdos qué cochinos.


LEONES

Como los cortesanos de Luis XV
huelen mal
y veneran la apariencia.
Viven de su pasada gloria, el estruendo
que en pantallas crecientes
les dio el cine.
Reyes en el exilio, no parecen
odiar el cautiverio.
Traen el show en la sangre.
Son glotones,
mantenidos, rentistas
que consumen
la proletaria carne del caballo.
(Otra vida de esfuerzos que termina
arrojada a los leones).


ESCORPIONES

El escorpión atrae a su pareja
y aferrados de las pinzas se observan
durante un hosco día o una noche
anterior a su triste cópula. Y al término
del encuentro nupcial.
sucumbe el macho
que es devorado por la hembra
-la cual (dijo el Predicador)
es más amarga que la muerte.


LOS HEREDEROS

Mira a los pobres de este mundo
Admira
su infinita paciencia
Con qué maestría
han rodeado todo
Con cuanta fuerza
miden el despojo
Con qué certeza
saben que estás perdido
que ya muy pronto
ellos sin pausa
herederán la tierra.

*De "Fin de siglo y otros poemas", José Emilio Pacheco (México, 1939).
Poeta, ensayista, traductor y novelista cuentista, de la generación de los 50 (Monsiváis, Lizalde, Pitol...) tiene una vasta producción poética y de singularidad estilística. Sus primeros seis libros de poemas recogidos en "Tarde o temprano" (1958-2000) y los posteriores, "Los trabajos del mar", "Miro la tierra", "Ciudad de la memoria"; dos novelas: "Morirás lejos" y "Las batallas en el desierto", tres cuentos: "La sangre de la medusa", "El viento distante" y "El principio del placer". Profesor de la Universidad Autónoma de México y de otros en Canadá, Estados Unidos e Inglaterra, premio Cervantes, Octavio Paz, Alfonso Reyes, Pablo Neruda y García Lorca, se caracteriza por su estilo convencional y coloquial y por una obra poética en que domina la pasión por la metáfora. Carlos Monsiváis lo define además por el gusto por los relatos inesperados, el juego de analogías y su pesimismo como resistencia al autoengaño. Es una de las figuras de la literatura mexicana.
El 21 de abril de 2010 dejó -como otros creadores (Francisco Ayala, que fue el primero, Antonio Tapiès, Juan Gelman, Luis García Berlanga, Manuel Alexandre...)- una serie de objetos en la Caja de Las Letras (cámara acorazada en el sótano del Instituto Cervantes de la calle Alcalá) para que se abran al cabo de 100 años con la siguiente nota: "Los dejo para que quien abra esto en 100 años sepa quien fui porque no creo que nadie recuerde mi obra".

No hay comentarios: